La variedad de aceituna arbequina es un tipo de olivo (Olea europea) originario de la región de Palestina e introducida por el duque de Medinaceli en el siglo XVII. El origen del nombre proviene de la residencia del duque, pues el noble vivía en un castillo palaciego de Arbeca, en Cataluña.